Goldman Sachs recortó el día de hoy sus previsiones de los precios del oro por segunda vez en seis semanas, citando expectativas de una aceleración en el crecimiento económico de Estados Unidos (EU) y un reciente desempeño deslucido del metal.